Viernes 27 de Noviembre de 2020

Hoy es Viernes 27 de Noviembre de 2020 y son las 13:32 Bienvenidos a Info Zeta y FM 91.5 Info Zeta Radio, el portal informativo de Hinojo al mundo. Nos podés escuchar en Hinojo y la región por el dial de tu radio, y desde cualquier parte del mundo a través de esta web con tu PC, Tablet o Celular... Gracias por seguirnos!

  • 26.2º
  • Soleado

HISTORIAS

9 de agosto de 2020

La historia de la leñera "La Familia" que se viralizó

Alexis, Omar, Sergio y Eloy.

El retrato de Fernanda Eugui en un riquísimo texto con imágenes sobre los Averasturi, esta familia hinojense que se gana la vida cortando y vendiendo leña, repercutió por todos los rincones del pueblo y más allá. "Siempre me emociona la gente que entiende que el trabajo dignifica", dice la autora. Los invitamos a releerlo.

Los conocí casi por casualidad. Como todos en el pueblo, sabía que desde hace tres años se está podando el monte en "El Destino", pero no quiénes lo hacían. Trabajando en el puesto sanitario que está "al paso", pizpee el cuaderno de registro de tomas diarias de temperatura y aparecían cada día,  entre los primeros (ésto es, bien temprano!) Pregunté quénes eran y me dijeron: "son los Averasturi, los leñeros en el campo de Orella" .

En una de las pasadas, les pregunté si podía ir a tomar fotografías del trabajo que hacían, por curiosidad. Y así lo hice.  

Supe entonces, que ellos vienen a diario desde Hinojo. La leñera se llama "La familia" porque en ella trabajan Omar (el padre), Eloy, Sergio y Nahuel (sus hijos) y Alexis (o Toto, nieto), aunque en la charla se cuelan una y otra vez los nombres  Mirian (esposa) y Mari (hija) que son, desde su lugar, parte fundamental. 

Omar no tiene planes de retirarse, porque "mi hija baila bien pero yo bailo mejor" (afirmando que nadie lo hace como él) y acompaña a sus hijos, que a esta altura  entienden y saben perfectamente cómo hacer el trabajo:

+ el árbol SE CUIDA (especialmente de las hormigas), se poda a 2,20 m, en menguante y en los meses que no tienen erres (la receta es infalible, porque el rebrote que han tenido los que fueron podados hace 3 años dan fe de que es así).

+ podar es riesgoso y no para cualquiera, no sólo porque pueden lastimarse sino porque un árbol mal podado te hace perder la confianza del patrón, que te llevó años ganar; 

+ tienen hasta agosto para podar y luego se rolea y se lleva para almacenar durante un año (si no, no sirve para estufas).

En los descansos de mates (mínimos) se planifica cómo seguir, de cuánto hacer el pasillo para que el camión pueda atracar a cargar y se resuelve con quiénes cuentan al día siguiente (porque Sergio además, trabaja en una fábrica y Nahuel atiende la leñera y reparte).

Omar achina sus ojos celestes cuando habla con orgullo inmenso de sus hijos, porque "todos tienen estudio y trabajan desde chiquitos, porque lo que uno quiere tener se lo tiene que ganar".

Se percibe cierta complicidad con Eloy (tal vez porque es el que viene todos los días) y comparten las frases cuando quieren contar algo que disfrutan, como el gol que Sergio le hizo a Sierra, jugando en primera, o que Eloy  fue tres veces campeón de fútbol reducido con el equipo que forma con sus amigos y "tiene una final pendiente por esto de la pandemia". 

El camión se carga en no más de 40 minutos, por tracción a sangre;  la leña va  hasta "por encima de la cabeza de Sergio" y se ordena casi por encastre "para que no haya peligro de que se caiga, porque a veces vamos por ruta, vio?" Por eso, es posible que haga falta un rolo de 40 o de 60, que se coloca desde arriba y hace que la pila quede firme. 

Cuando los rolos se van, las ramas finas y las cascaritas se queman y el alambre se estira, porque todo tiene que quedar impecable. 

Ojalá estas fotos muestren con fidelidad el trabajo que hacen y el respeto y admiración con que las tomé. Siempre me emociona la gente que entiende que el trabajo dignifica y que hacerlo bien posiblemente sea garantía del deseo de Omar. "En unos años, serán mis nietos quienes poden estos mismos árboles".

GRACIAS familia Averasturi, por permitirme andar por ahí, sacando fotos. Les quedan tres temporadas más de trabajo por lo que no tengan dudas de que me verán nuevamente, siguiendo el ruido de las motosierras para encontrarlos. 

GRACIAS Matías Rodríguez, por permitirme ingresar al campo y GRACIAS Yanet por abrirme la tranquera cada vez!!

Texto e imágenes: Fernanda Eugui.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios