COMUNIDAD

27 de junio de 2017

Hinojo como en Venecia

El Barrio Cooperativa Unión Hinojense sufre con cada lluvia. Hace 7 años comenzaron a construir y aún no tienen calles ni luminarias, aunque están los pedidos hechos. "Cada vez que llueve se frena la obra y es imposible salir o entrar al barrio", afirman.

Como cada año para esta época, y casi siempre que el clima les trae lluvia, el Barrio Coopeerativa Unión Hinojense queda aislado en un mar de promesas y el sentimiento por el que transitan vuelva a ser de incertidumbre y resignación.

Las intensas lluvias de estos días, no hicieron más que volver a convertir a este barrio de autoconstructores y los alrededores en una especie de Venecia, pero sin las canoas. Desde hace 7 años comenzaron con su sueño de la vivienda propia y, entre tantas olas, ya hay 6 de 25 familias viviendo en el barrio y otras tantas por mudarse.

Sin embargo, desde hace varios años vienen sufriendo, como muchos vecinos, por las obras inconclusas de infraestructura que les permita construir con normalidad y vivir en dignas condiciones. "Cada vez que llueve se frena la obra y es imposible salir o entrar al barrio. Hoy la obra está avanzando con un crédito del Instituto de la Vivienda, pero de esta manera se complica mucho seguir construyendo porque los proveedores de materiales o los albañiles no pueden acceder a las casas", comentaron.

Un pedido antiguo de calles y luminarias

En cada reunión que el grupo ha tenido con el Gobierno Eseverrista o el actual de Cambiemos, se ha planteado como prioridad la apertura de calles y la luminaria. Los pedidos vienen de hace años e incluso se han tratado en sesiones del Concejo Deliberante, (también en la última sesión en Hinojo de la semana pasada), pero las respuestas para ellos hasta el momento siempre han sido las mismas: "Que no hay maquinaria", o "que no hay recursos ni materiales". 

La lluvia de estos días parece ser la gota que rebalsó el vaso para estos vecinos y muchos de los habitantes de Hinojo que pasan por la misma situación, pero de todas maneras seguirán buscándoles propias soluciones y reclamando por sus derechos para que cada familia pueda vivir dignamente.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios